Chiang Mai, Elephant Nature Park y Chiang Rai

La ciudad de Chiang Mai es la capital de la provincia que lleva su mismo nombre. Ubicada en el norte de Tailandia, es la ciudad más grande de esta región del país, con una impronta cultural muy fuerte.

Terminada nuestra hermosa experiencia en el pueblo de Siem Reap (Camboya), donde visitamos el pueblo flotante de Chong Kneas y la imponente y maravillosa Angkor Wat, llegamos a Chiang MaiViajamos en avión, haciendo escala en Bangkok. Este trayecto también se puede realizar en bus. Es la forma más económica de hacerlo, pero obviamente implica mucho más tiempo de viaje.aprovechando cada minuto

Llegamos a la ciudad amurallada

Aterrizamos en Chiang Mai de noche. Del aeropuerto fuimos directo hacia nuestro hostel: el @boxhostel. Un lugar muy lindo y cómodo ubicado por fuera de la muralla que delimita la zona más antigua de la ciudad. Está hecho con containers – algo que nos pareció muy original –  y, tanto la dueña como la recepcionista, fueron super simpáticas y amables. Al día siguiente teníamos una excursión programada para visitar el Elephant Nature Park, por lo que nuestra  primera noche en Chiang Mai terminó bien temprano.

El Elephant Nature Park es un centro de rescate y rehabilitación – no solo de elefantes sino también de otros animales como perros, búfalos y gatos -. Existen varias opciones para visitar el lugar: desde la visita corta de medio día hasta la opción de quedarse como voluntario durante 7 días, con varias alternativas intermedias. Nosotros compramos el ticket por la visita de un día (single day visit). Lo hicimos con bastante anticipación ya que las vacantes suelen acabarse rápido. Pagamos un adelanto a través del sitio web y cancelamos el resto al llegar. El costo de la single day visit es de 2500 THB (70 usd aproximadamente).

Ese día nos pasaron a buscar a las 7 am para llevarnos al santuario con una minivan del Elephant Nature Park. Luego de pasar a buscar a los demás pasajeros comenzamos a recorrer los 80 km que lo separan de la ciudad. Durante el trayecto proyectaron un video instructivo sobre la historia del lugar y cómo debíamos comportarnos al momento de estar con los animales.

chiang mai
El búfalo nos mira de frente en el Elephant Nature Park
chiang mai
La mirada triste del elefante
chiang mai
Los elefantes cruzando el río

Elephant Nature Park

Luego de una hora y media de viaje llegamos al Elephant Nature Park. El trabajo de los miembros del parque consiste en rescatar a los elefantes de situaciones en las que son explotados y/o maltratados para llevarlos a un hábitat mucho más ameno y agradable. Buscan la manera de mejorar sus vidas y que recobren la confianza en las personas. Para que esto funcione, cada elefante tiene su propio cuidador y se genera una relación muy estrecha entre ambos.

Al llegar al lugar nos dividieron en grupos de 10 personas y nos asignaron a un guía llamado Andy. Al principio, Andy nos llevó hacia una tarima donde se acercaban los elefantes para que les demos de comer. Fue nuestro primer contacto con ellos. Agarrábamos frutas y, al extender nuestra mano, los elefantes las recogían con su trompa y se la llevaban a la boca.

Luego de alimentarlos, nos llevaron a conocer a varios de los elefantes a campo abierto. Nos explicaron que hay varios que son dóciles y cariñosos y otros pocos que son todo lo contrario, motivo por el cual Andy nos fue indicando a cuales podíamos acercarnos y a cuales era mejor mirarlos desde lejos. Lamentablemente, algunos elefantes suelen ponerse agresivos ya que fueron tan maltratados que no tienen confianza en las personas. Andy nos contó del caso de un elefante al cual el ex dueño lo torturaba para domesticarlo y utilizarlo para sacar rédito en su negocio. Para conseguir que le obedeciera le pegaba con una varilla en los ojos de manera tal que lo dejó ciego.


chiang mai
chiang mai

Un baño en el río

Luego del recorrido nos sentamos a almorzar. Habia una mesa muy larga con muchas opciones de comida para elegir. Toda la comida que ofrecen es vegetariana y está incluida dentro del valor del ticket. Debo decir que todo lo que probamos estaba riquísimo y fue una de las mejores comidas de nuestra estadía en Tailandia.

Post almuerzo bajamos nuevamente al campo para alimentar a otros elefantes. Es muy divertido verlos comer y también resulta imponente estar al lado de ellos. Son animales muy grandes y hermosos que provocan gran ternura pero, a su vez, dan la sensación de que enojados pueden ser peligrosos. Es por eso que el guía está todo el tiempo enseñando cómo debemos comportarnos a su lado.

Una vez que terminamos con esta actividad, comenzamos a caminar hacia el río para lo que sería el cierre de nuestro día en el parque: bañar a un elefante.  En el trayecto pudimos observar una familia de elefantes jugando. Son animales que, al salir del río, suelen revolcarse por el barro y tirárselo sobre el lomo para usarlo como repelente y como protección contra los rayos solares.

Cuando llegamos al río, pudimos ver un elefante que se acercaba a nosotros, acompañado por uno de los voluntarios del parque. Al cabo de unos minutos, pudimos empezar a bañarlo con unos baldes que nos había repartido Andy, una sensación distinta a todo lo que habíamos vivido. Luego de esta última actividad nos llevaron de regreso a la ciudad.

chiang mai
La familia de elefantes tomando un baño en el río
chiang mai
Se tiran barro en el lomo como protección contra el sol

chiang mai chiang mai

Nuestras sensaciones del Elephant Nature Park

Nuestra primera experiencia con elefantes nos pareció única e increíble. Estar al lado de animales de semejante tamaño y poder interactuar con ellos es apasionante. Quedamos muy conformes con el lugar.
Por otro lado, leímos algunos comentarios en contra que dicen que es otra forma de esclavizarlos. Los animales no están del todo libres. Sino que tienen horarios y rutinas en función a los visitantes. Esto es cierto en un punto pero nosotros elegimos ver el lado positivo. Son animales que antes eran maltratados y esclavizados y allí les brindan cuidado y amor.

Recorriendo el Night Bazaar

De regreso en la ciudad fuimos a visitar el Night Bazaar. Nos quedaba lejos como para ir a pie pero como el hostel @box incluye el servicio de bicicletas gratis, fuimos pedaleando.
El Night Bazaar no difiere mucho del resto de los mercados nocturnos que visitamos anteriormente -ni después-, aunque el de Chiang Mai nos pareció más ordenado y prolijo.

Chiang Mai
Disfrutando de la música mientras esperamos la cena

Nos quedamos a disfrutar de buena música y comida en Ploen Ruedee Night Market. Un lugar donde tocan bandas en vivo, todas de muy buena calidad. El lugar está rodeado de foodtrucks brindando muchas opciones gastronómicas. Es una muy buena opción para disfrutar la cena. Les dejamos la ubicación de google maps aquí.

Viajando hacia Chiang Rai

En nuestro segundo día decidimos visitar Chiang Rai, más precisamente el Templo Blanco. Compramos los boletos de autobús en internet la noche anterior para asegurarnos de tener lugar en el bus. La mañana siguiente tomamos un taxi colectivo – esos que parecen ambulancias – hasta la terminal de buses llamada Arcade Chiang Mai. Desde allí partimos en autobús hacia Chiang Rai. El trayecto dura aproximadamente 3 horas y media. Una vez llegados a la terminal de buses de Chiang Rai coordinamos con un Tuk Tuk para ir al Templo Blanco. Por llevarnos, esperarnos durante toda la visita y regresarnos a la terminal nos cobró 300 THB.

Templo Blanco Wat Rong Khun

El Templo Blanco o Wat Rong Khun tira por el suelo la teoría de que todos los templos son iguales. Su color blanco inmaculado – que representa la pureza de Buda – no es la principal diferencia con el resto de los templos. La diferencia radica en que es un templo contemporáneo. Su creador es un arquitecto tailandés llamado Don Chalermchai Kositpipat que comenzó con la construcción en el año 1997 inspirado en la Sagrada Familia de Gaudí. Al igual que el edificio de Barcelona, el Wat Rong Khun aún no está terminado.

Para acceder a la parte principal tuvimos que atravesar ¨el puente de la reencarnación¨. Rodeado por muchas manos tenebrosas que salen desde el piso y unas fuentes con peces Koi, este puente representa el pasaje de la muerte a la vida mediante la reencarnación. Al igual que todos los templos anteriores, tuvimos que ingresar descalzos y con los hombros tapados. Una vez adentro del templo, no se pueden tomar fotografías. Allí se encontrarán con una pintura muy loca y bizarra de la que no voy a contar nada porque es mejor que la vean con sus propios ojos.

Horarios y precios

El ticket de ingreso al templo sale 50 THB.

Horario de visita:
Lunes a viernes de 8 a 17 horas.
Sábados y domingos de 8 a 17.30 horas.

Cómo ir de Chiang Mai a Chiang Rai

Autobús
– Podés tomar un autobús en la terminal Arcade (Arcade Bus Station).
– El trayecto dura aproximadamente 3 horas y media.
– Los autobuses salen cada 30 minutos desde las 7 hasta las 19 horas.
– Los precios varían entre los 100 y 500 THB dependiendo la categoría del autobús: básicos, medios y VIP.
– Una vez en la terminal de buses de Chiang Rai deberás buscar otro medio de transporte para llegar al Templo Blanco Wat Rong khun.
– El último autobús para regresar desde Chiang Rai a Chiang Mai sale a las 17.30 horas.

Minivan
– Las minivan brindan el servicio  ¨puerta a puerta¨ . Sus precios son muy elevados si los comparamos con la opción del autobús ya que generalmente sobrepasan los 800 THB.
– Podés encontrar muchas opciones de empresas en la zona de Tha Pae Gate.

Moto
– Esta es una opción viable – pero a mi entender un poco peligrosa – ya que las rutas son muy sinuosas.
– Otro peligro son los autobuses y las minivans que viajan sin respetar ningún limite de velocidad.

De vuelta en Chiang Mai

chiang mai
Recorriendo las calles de Chiang Mai en bicicleta

Nuestro último día en Chiang Mai lo pasamos recorriendo la zona amurrallada en bicicleta. Visitamos algunos templos y disfrutamos de la gastronomía. Más tarde nos dirigimos al aeropuerto para afrontar nuestra próxima aventura: llegar a Koh Tao, viajando en el tren nocturno. Aventura que contaremos en nuestro próximo post.


<< Angkor Wat. La estructura religiosa más grande del mundo


Si te gustó nuestro post Chiang Mai. Conociendo los elefantes en el Elephant Nature Park te invitamos comentar, recomendarlo a tus viajeros amigos y a compartirlo en las redes sociales.


Ayudame a seguir viajando

Hostelworld me da una comisión por cada persona que reserva a través de este link y lo que tu pagas es exactamente lo mismo que si ingresaras directamente por la web o la aplicación. Por lo tanto si reservas desde aquí me estas ayudando a continuar con mi viaje alrededor del mundo. Muchas gracias de antemano!

Backpacker Mood | Life is a journey, not a destination

Comments

comments

Author

Viajero Apasionado. Fotógrafo y Diseñador Gráfico.

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.