Liubliana. La capital verde de Europa


Liubliana es la capital de la pequeña y bella Eslovenia. Declarada capital verde Europea, por su gran trabajo ocupándose del medio ambiente y del entorno vital de sus habitantes.

Tres cuartas partes de su territorio son espacios naturales y en la última década se plantaron más de 2000 árboles. A esta hermosa ciudad llegaba luego de mi paso por Croacia.

Primeras impresiones


Llegué a Liubliana luego de 9 horas de viaje proveniente de Split, en un bus de FlixBus. El trayecto, que por momentos se me hizo un poco largo, fue ameno gracias a los hermosos e increíbles paisajes que tiene Eslovenia. Paisajes típicos de postales, con las montañas y las cabañitas de madera. Eslovenia es un país bellísimo.


El bus me dejó frente a la estación de tren de la ciudad y con mi mochila a cuestas emprendí la caminata en busca del hostel Celica, apoyandome en el bendito google maps que esta vez no me jugó ninguna mala pasada.

Celica Hostel es un edificio que supo ser una cárcel y que aún hoy conserva muchos de los detalles de la antigua prisión. Lo había visto en el video de Alan x el mundo en Liubliana y me encantó.

Sinceramente el hostel es de los mejores que estuve en cuanto a comodidades, no dejaron ningún detalle librado al azar. Reserve una cama en el dormitorio de 12 que cuesta 18 euros la noche.

Atardecer en Liubliana


Apenas ingresé a la habitación conocí a un chico inglés que me recomendó ir a ver el atardecer a un Skybar y como faltaba muy poco para el ocaso, salí con mi cámara colgando a ver que tenía para ofrecer mi primera tarde noche en la ciudad.
El Skybar Neboticnik Skyscraper tiene una terraza muy bonita, en un piso 13 y desde el cual se puede ver caer el sol por detrás de las montañas pintando de naranja toda la ciudad. Fue una excelente bienvenida de parte de Liubliana.

Liubliana es una ciudad barata


Basta con recorrer apenas algunas calles para notar que Liubliana es mucho más barato que las ciudades que visité en Croacia. Ví lugares en donde se puede comer una  hamburguesa por 2 euros. Ya en el supermercado una ensalada cuesta entre 1 y 2 euros, o podes conseguir una pizza lista para calentar o una bandeja de fideos con salsa por el mismo precio.

La cerveza en el supermercado cuesta 80 centavos de euro y es muy rica. Casi siempre utilizo la cerveza como referencia para comparar precios entre ciudades. Lazko, la cerveza local, es una cerveza que me gustó mucho.


Caminando la ciudad


Mientras desayunábamos en la cocina del hostel conocí a Aaron y a Alex, un chico y una chica de Inglaterra que también se había anotado para hacer el free walking tour y con los que luego pase todo el día recorriendo la ciudad.


El recorrido del
free walking tour comienza en la plaza Prešeren, que es el corazón de la histórica Liubliana y es el punto neurálgico de la ciudad.


La ciudad de Liubliana además de bella es muy interesante de conocer. Declarada ciudad verde Europea por su compromiso con el medio ambiente, en ella no encontrarás un papel en la calle ni nada fuera de lugar.

Liubliana cuenta con una hermosa arquitectura que se puede apreciar en los edificios que rodean la plaza Prešeren y sus alrededores. La mayoría de los edificios importantes fueron diseñados por Plečnik que es el arquitecto estrella de Eslovenia. Frente a la plaza se puede ver Tromostovje: Tres puentes que cruzan el río, custodiados por dragones verdes, obviamente diseñados por Plečnik. Al cruzar los puentes te encuentras con el mercado principal, que es super colorido y pintoresco, y la parte antigua de la ciudad.


¿Qué es el free walking tour y cómo funciona?


El de Liubliana fue mi primer free walking tour en Europa. Varios viajeros me habían recomendado utilizar esta modalidad y decidí probar a ver de qué se trataba. Y la verdad es que es super interesante.


Para quien no esté familiarizado con el tema de los Free Walking Tours les cuento que este es un sistema en el cual se puede recorrer la ciudad caminando junto a un grupo de aproximadamente 20 personas -pueden ser más o menos dependiendo la ciudad- , y cada grupo dispone de un guía que va contando diferentes datos interesantes y detalles de la ciudad. Si bien el tour es gratuito la modalidad que se utiliza es similar al de un espectáculo a la gorra. Al finalizar el tour, cada uno le da al guía lo que cree que vale el servicio. Cuánto pagar depende de cada uno. En mi caso siempre dejo 5 euros.


Y seguimos caminando la ciudad


La verdad es que Liubliana es una ciudad caminable. No hace falta tomar ningún transporte ya que que es pequeña y se puede recorrer a pie casi por completo así que una vez finalizado el tour fuimos con Alex y Aaron a visitar el castillo que se encuentra en lo más alto de la ciudad a 376 metros sobre el nivel del mar para ser exactos. Siendo sincero, el castillo no vale la pena, desde afuera está muy bien, pero en el interior es un edificio moderno que hace que pierdas la noción de que estas dentro de un castillo del siglo XII antes de Cristo.


Probando la comida eslovena


Luego del castillo estuvimos recorriendo la parte antigua de la ciudad nos sentamos a probar un plato típico: Juhe Klobasa que es básicamente una sopa de salchichas (5€), muy rica pero demasiado calórica para los 30 grados del verano esloveno. Para contrarrestar fuimos por un helado en la heladería
Vigo, que según dicen los locales es la mejor heladería del lugar. La verdad que me pareció un muy buen helado.


Cuevas de
Škocjan, maravilla de la naturaleza


Luego de un extenso día y ya cenando en el hostel conocí a Catherine, una canadiense que me comentó sobre unas cuevas que se encuentran una hora y media de bus de Liubliana, las cuales eran muy famosas por ser enormes y tener una cascada en su interior: las cuevas de
Škocjan, hasta ese momento no sabía que existían.

Temprano en la mañana caminamos hasta la estación de tren – desde donde salen los buses también – y nos dirigimos rumbo a la región de Kras en un bus que nos costó 17 euros el trayecto (ida y vuelta) y tarda una hora y media. El bus nos dejó en la ciudad y allí nos subimos a una minivan que nos llevó hasta las cuevas. La minivan está incluida en el precio del bus.

Una vez en las cuevas existen tres opciones recorrerlas:

– La cueva grande sale 20 euros y el trayecto dura 2 horas.

– La cueva nueva sale 12 euros y el trayecto dura 1 hora.

– La opción que incluye ambas cuevas sale 24 euros y dura 3 horas.


Nosotros elegimos la primera opción,  la de la cueva grande, que es en realidad, la cueva famosa.

Es un lugar increíble, no apto para claustrofóbicos. La cueva es gigantesca.

Todo el tiempo sentí que estaba en la escena del Señor de los Anillos, que se desarrolla dentro de la montaña solitaria de Erebor. Lo loco fue que minutos más tarde el guía mencionó que la locación era tan similar a esa escena que la mayoría de las personas sentía lo mismo. Mi apreciación no era coincidencia.


La cuevas de
Škocjan son sin dudas las cuevas más espectaculares que conocí. Por dentro pasa un río. En una parte del trayecto cruzamos un puente de 40 metros de alto, con el río pasando por debajo y en algunos puntos la altura de la cueva llega a 200 metros. Incluso tiene una cascada.


Además te toda la espectacularidad del lugar me paso algo que para mi fue muy significativo. Caminando por la cueva, repentinamente sentí la presencia de mi papá (que falleció el año pasado). Nunca me habia pasado algo similar. Literalmente sentí que estaba ahí conmigo, y no pude controlar el llanto. Fue una de las cosas más locas que me pasó en mi vida. Esa sensación me acompañó hasta que salí del lugar. Fue muy emocionante


En conclusión si están en Liubliana o los alrededores, no se pierdan de visitar las cuevas de
Škocjan porque realmente valen la pena.


Metelkova, el barrio de los locos y los artistas


Celica hostel tiene un bar donde a la noche hay música en vivo, disfrute junto a unos ingleses que había conocido en la habitación, de una banda eslovena super interesante. Luego del show fuimos por unas cervezas a Metelkova, el barrio que se encuentra exactamente detrás del hostel y que es super famoso porque es un barrio de artistas alternativos. Todas las obras y decoraciones son bastante macabros y raros. La movida cultural que tiene el barrio esta muy buena y los precios son más accesibles que los bares comunes. Todos los lugares son alternativos y muy diferentes a los bares tradicionales que te podés encontrar en el resto de la ciudad. Sin dudas es un gran lugar para visitar en la noche. También es interesante para visitar de día cuando se aprecian mucho mas las obras del lugar.

¿Qué hacer en Liubliana?


Apreciar el arte de Metelkova

Es el barrio de los artistas alternativos de la ciudad. Considerado como una de las mecas del arte y la cultura underground es una visita obligada en Liubliana. También es un muy buen lugar para visitar durante la noche ya que hay bastante movida nocturna.


Tromostovje: El triple puente

Una de las obras más famosas de Plečnik se encuentran frente a la plaza Prešeren. Allí podrás sacar la foto típica de la ciudad y cruzar el río Ljubljanica


Puente de los dragones

Uno de los símbolos de la ciudad. Es un puente que está custodiado por Dragones.

Cuenta la leyenda que cuando una virgen cruza el puente los dragones mueven las alas.


Caminar por libre o Free walking tour

Liubliana es una ciudad muy comoda para caminar, por lo que te recomiendo perderte por sus rincones. Si quieres que tu caminata venga acompañada con mucha información interesante te recomiendo que te anotes para hacer el free walking tour.


Visitar el Mercado

El mercado de Liubliana es pintoresco y colorido. Todo allí es fresco y podras encontrar desde frutas, verduras, carnes, pescados y hasta souvernirs.


Pasar una tarde en el Parque Tivoli

Es el parque más grande de Ljubljana. Ideal para hacer un picnic con otros viajeros.En el paseo central del parque Tivoli hay exposiciones de fotos al aire libre.


Visitar el Castillo de Liubliana, aunque sea por las vistas

Como ya dije a mi no me gustó el interior del castillo, pero el camino y las vistas valen la pena. Si aun asi te mata la curiosidad y decidís entrar, adentro encontrarás una exposición sobre las historia de Eslovenia y un museo de marionetas. También si tienes suerte, como nosotros, podrás ver una obra de teatro en vivo con personajes caracterizados de la época.

El ticket de ingreso cuesta 7,5 euros. Otra opción es subir y bajar por el funicular que cuesta 10 euros.


Ver el atardecer en el bar
Neboticnik Skyscraper

Desde allí se ve casi toda la ciudad, con las montañas de fondo y el sol cayendo pintando todo de naranja-amarillo.


Visitar las obras de Plecknic

Como dije anteriormente Plečnik es el arquitecto más famoso del país y el responsable de que Ljubljana sea tan bonita. Entre sus obras se encuentran la Biblioteca Nacional, la biblioteca de la Universidad de Ljubljana, el mercado central de la ciudad o la original iglesia de San Miguel entre otras. La casa donde vivió se ha convertido en un museo que puedes visitar.. La entrada cuesta 6 euros.


Pasar el día en el lago Bled

Uno de los tours más populares de la ciudad es ir a pasar el día al lago Bled. Para mi no vale la pena, no porque Bled no lo valga, sino por todo lo contrario. Es un desperdicio estar solo una tarde en ese lugar tan mágico. Yo recomiendo ir a quedarse, si disponen de poco tiempo, aunque sea una noche. Es uno de los lugares más hermosos en los que estuve en este viaje. Ya les daré mucho más detalles en el próximo post sobre mi estadía allí.


Conclusiones personales


Liubliana me pareció una ciudad hermosa. El hecho de que sea la ciudad verde de Europa no es un dato menor. Es hermoso ver cuan cuidado esta todo. La arquitectura de la ciudad es maravillosa sobre todo las obras de Plečnik y hay muchas plazas y muchos espacios verdes para disfrutar. Es una ciudad muy tranquila donde no se respira el ritmo de ciudad.

Sin dudas volvería a visitar a Liubliana y para quien no lo hizo aún, aconsejo que lo haga.


Algunos precios de Liubliana

– Hostel Celica 18 euros

– Cerveza Lazko (Merkator) 0.80 euros

– Ensalada (Merkator) 1.50 euros

– Pizza (Merkator) 2 euros

– Sandwich de jamón y queso (armado en Merkator) 1.20 euros

– Hamburguesa (en un restaurante) 2.50 euros

– Juhe koblasa (Sopa de salchicha – en restaurante) 5 euros

– Bus a Bled (1 hora y media) 7.80 euros


Seguime en las redes sociales

Facebook
Backpackermood

Instagram 
Backpackermood
Retratosxelmundo
Fedemarinic


Ayudame a seguir viajando

Hostelworld me da una comisión por cada persona que reserva a través de este link y lo que tu pagas es exactamente lo mismo que si ingresaras directamente por la web o la aplicación. Por lo tanto si reservas desde aquí me estas ayudando a continuar con mi viaje alrededor del mundo. Muchas gracias de antemano!

Si te gustó nuestro post Liubliana, la capital verde de Europa te invitamos comentar, recomendarlo a tus viajeros amigos y a compartirlo en las redes sociales.


Backpacker Mood | Life is a journey, not a destination

 

 

Comments

comments

Author

Viajero Apasionado. Fotógrafo y Diseñador Gráfico.

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.