Advertencia:  En este post no encontrarán ningún elogio de mi parte hacia Phuket, ya que, lamentablemente y aunque suene duro, me pareció un lugar horrible. Mis sensaciones no fueron para nada buenas estando allí. Sobre todo cuando me refiero a Patong Beach, la zona de moda a la que parece que ¨hay que ir¨.

Phuket. La gran decepción de mi paso por Tailandia (o la única).

No supe darme cuenta a tiempo quizá. Que esa odisea que estaba viviendo cuando me dirigía de Koh Phangan a Phuket. En ese viaje eterno de mil transbordos, sin ventilación ni aire acondicionado en ninguno de los transportes. En el que intentaron cobrarme varios extras teniendo el traslado pago en su totalidad, era una premonición de lo que finalmente fue. Lo que en Argentina llamamos ¨una cagada¨.

Para contrarrestar ese mal comienzo, en un punto, intervino la suerte. Ya que al no poder encontrar un lugar disponible en los hostales de Patong Beach, terminé alojado en un hostal de Phuket Old town. Eso hizo que mi estadía en Phuket sea un poco mejor. Old Town es un lugar más ameno el cual me permitió conservar la sensación de estar en Tailandia. Una vez ya instalado, me subí al bus local con rumbo al lugar de moda: Patong Beach.

Leé aquí sobre mi experiencia en Koh Tao

phuket

Patong Beach

Voy a tener que pedirles perdón y espero que nadie se ofenda. Seguramente hubo mucha gente que estuvo allí y le gustó. Pero a mi me cuesta encontrar palabras que no suenen ofensivas al momento de hablar de Patong Beach. Ni tampoco se muy bien por dónde empezar a contar el relato. Se me ocurre acaso decirles como premisa: No visiten un lugar solamente porque escuchan que todo el mundo va hacia allí. Eso es algo que gracias a esta experiencia me quedó como enseñanza. Si como fue mi caso, disponen de pocos días, investiguen un poco antes de seguir a la masa. La verdad es que yo pequé de ingenuo y me dejé llevar. No miré, no pregunté ni investigué nada. Simplemente escuché que todos iban para Patong y hacia allí me dirigí. 

Creo que la mejor forma de contar lo que viví en Patong es escribir algunas palabras sueltas que lo ejemplifiquen:
playas repletas de gente y por ende muy sucias, caos de tránsito, polución sonora, polución visual, miles de vendedores intentando venderte de todo de forma muy insistente, prostitución, prostitución infantil, gente muy mayor emborrachándose hasta la médula, gente muy mayor con prostitutas que podrían ser sus nietas, todo en plena calle a la vista de todos… y así podría seguir, pero creo que ya se es suficiente como para que tengan un panorama. 

La noche en Patong es como una película grotesca y bizarra en donde cuesta creer que las escenas sean reales. Y no se confundan, a mi me encanta salir de fiesta, me encanta tomarme unas cervezas en la calle, me he emborrachado mil veces, pero esto era otra cosa. Mi estadía en Patong fue una constante lucha interna entre mi sensatez, que pedía salir de allí urgente y mi curiosidad, que me forzaba a intentar encontrar algún lugar que justifique el porque todos pensaban que tenía que visitar este lugar. Finalmente, fue mi sensatez la que ganó la pulseada.

Estuve aproximadamente una hora buscando, sin éxito, algún transporte que me llevara de regreso al hostal. Primero intenté convencer a los conductores de tuk tuk. Luego a los taxistas, pero nadie quería llevarme porque era muy lejos y con el tiempo que ocupaban en mí perdían muchos otros viajes. Finalmente, un conductor de moto-taxi me vio negociando con los taxistas y se ofreció a llevarme. Pero bajo una condición: aceptar que seamos 3 en la moto. Resulta que él ya tenia un pasajero para su moto, que también iba para Old Town y quería matar dos pájaros de un tiro. Sin más remedio, decidí aceptar el viaje. Fueron 25 largos minutos en una noche oscura, recorriendo enormes subidas y bajadas, en una pequeña scooter de tres pasajeros. A esta altura resulta una obviedad contarles que el viaje no fue nada barato.phuket phuket phuket

Por suerte no todo fue como en Patong

Tampoco todo fue tan malo queridos viajeros. Si bien quedó graficado que Phuket no es mi lugar. Decidí que lo usaría como punto de partida para ir hacia otros lugares que estuviesen cerca. Y debo decir que hubo ciertas experiencias que le dieron tintes positivos a mi aventura por estos lares.

Phuket Old town  

La antigua ciudad de Phuket, donde me aloje casi por casualidad, es un lugar agradable. Con sus casas y negocios antiguos, rincones pintorescos, muchos bares y cantinas locales. Esos típicos lugarcitos que quizá no se lucen con su fachada pero en donde siempre se come mejor. En Old Town la gente es amable y muchas veces se sorprenden de ver extranjeros por la zona.

James Bond Island – Ko Tapu

El nombre real de la isla es Ko Tapu pero se la conoce como la isla de James Bond desde que allí se filmó la película ¨The man with the golden gun¨ (El hombre de la pistola dorada). Contraté un tour que comenzaba temprano en la mañana y duraba todo el día. Coordiné con Andrea y Chantal, dos amigas de Argentina que también estaban viajando por Tailandia e hicimos juntos el paseo. Y debo decir que la excursión estuvo bastante bien. El barco era muy grande y cómodo lo que permitía caminar como también saltar al agua, cosa que hicimos bastante. La comida y la bebida estaba muy bien, ofrecían también una opción para vegetarianos, todo incluido en el precio de la excursión.

La primera parada fue en la isla de James Bond, la cual si bien decepciona un poco por que el color del agua no es cristalina y turquesa como se ve en las fotos que circulan por Internet, tampoco esta tan mal. Más tarde nos subimos a los botes para adentrarnos a unas cuevas super oscuras pasando por adentro de las típicas montañas de piedra caliza características del mar tailandés.. Allí encontramos las medusas mas grandes que vi en mi vida. Para cerrar el día visitamos también la isla de los monos ¨Monkey Island¨

phuket phuket phuket phuket phuket phuket phuket

Un día en Koh Phi Phi Island

Las islas Koh Phi Phi son dos. Koh Phi Phi Don y Koh Phi Phi Lee. La primera es la que dispone de los alojamientos y todas las opciones para los viajeros y a la segunda solo se puede ir de visita. Es en esta segunda isla,  Kho Phi Phi Lee donde se encuentra la famosa Maya Bay, bahía que se hizo popular gracias a la película ¨La Playa¨ de Leo Di Caprio.

Con mis pies en tierra firme, en el puerto de Koh Phi Phi Don contraté una lancha que me llevaría a Maya Bay. El trayecto – de aproximadamente cuarenta minutos en lancha- que separa a las islas es hermoso. Maya Bay es un paraíso que vale toda su fama. Arena blanca, agua turquesa, cristalina y montañas de piedra caliza con una hermosa vegetación. Características que al coincidir todas en un mismo lugar forman un paisaje de ensueño.

Pero no todo lo que brilla es oro y siempre hay un lado B, también en Maya Bay. Existe una franja horaria en la cual la llegada de tours es incesante. Unos tras otros van llegando las barcos y las lanchas. Y por momentos la cantidad de gente en la bahía es preocupante. Lo que yo hice fue alquilar un lancha para poder manejar mis horarios y evitar las grandes muchedumbres. De esa manera pude ir temprano y regresar tarde, pudiendo aprovechar Maya Bay desolada durante varias horas.

Lamentablemente ese tráfico marino sostenido durante años tuvo consecuencias devastadoras para la isla, provocando una gran erosión en el ecosistema. Debido a eso la isla permanece cerrada al turismo y se especula que seguirá de esta manera hasta el año 2021.


phuket phuket phuket phuket phuket phuket

Casi me quedo sin nada

En el puerto de Koh Phi Phi Don, antes de ir a Maya Bay, me pasó algo que pudo haber cambiado mi viaje por completo.

Habiendo sacado dinero del ATM (cajero automático) me dirigía de regreso a la lancha para partir rumbo a Maya Bay. Caminaba tratando de hacer caso omiso a los llamados insistentes de los vendedores. Sin embargo a medida que avanzaba, una voz persistía en su intento de llamar mi atención. Escuché unos pasos que se acercaban a mi. Rápidamente. Corriendo. De repente sentí que me tocaron la espalda. Al darme vuelta, vi a un chico tailandés, con una gran sonrisa extendiendo su mano para ofrecerme mi tarjeta de crédito. En el apuro por partir temprano, me dejé la tarjeta olvidada dentro del ATM. Perder esa tarjeta, o peor, que alguien la usase hubiese tenido consecuencias difíciles de afrontar. Sin dudas ese chico salvó mi viaje.

Una vez terminado el día, habiendo salvado mi tarjeta, mi viaje y disfrutado Maya Bay volví a Phuket. A la mañana siguiente me tocaba aventurarme en un Ferry durante varias horas con rumbo a la hermosa isla de Koh Lanta, de la cual les contaré en otro post.

Phuket – Conclusión

Como ya quedó claro, Phuket no me gustó. Entiendo que es un punto estratégico para moverse hacia otros lugares. De allí se puede ir a Koh Phi Phi, Koh Lanta o mismo a las islas de Andaman y un par de días en Phuket tampoco significan la muerte de nadie. Como también entiendo que puede haber muchas personas a las que les guste ese tipo de ciudad. En mi experiencia, fue el peor lugar que conocí de Tailandia y está alto en el ranking de los peores lugares que conocí viajando. Pero no se alarmen si no comparten mi sentimiento, como todo lo que escribo, ésta es una apreciación muy personal.

Usualmente al final de cada post les dejo datos de como llegar al lugar, que visitar, que hacer allí y precios de todo. Pero esta vez voy a hacer una excepción. Simplemente les voy decir desde mi humilde opinión: ¨Si pueden evitarlo, no vayan a Phuket¨.


Te dejo el link para que leas sobre mis experiencias en otros lugares de Tailandia:
Bangkok, aprovechando cada minuto para no perderte nada
Tailandia. Nuestra puerta de ingreso al Sudeste Asiatico
Mercado flotante, Gran Palacio y Rooftop bar
Chiang Mai y Chiang Rai
Koh Samui
Khao Sok. La joya oculta de Tailandia
Koh Tao y Koh Nang Yuan


Seguime en las redes sociales

Facebook
Backpackermood

Instagram 
Backpackermood
Retratosxelmundo
Fedemarinic

 


Ayudame a seguir viajando

Hostelworld me da una comisión por cada persona que reserva a través de este link y lo que vos pagas es exactamente lo mismo que pagarías si ingresaras directamente por la web o la aplicación. Por lo tanto si reservas desde aquí me estas ayudando a continuar con mi viaje alrededor del mundo. Muchas gracias de antemano!

 

Backpacker Mood | Life is a journey not a destination

 

 

Comments

comments

Author

Viajero Apasionado. Fotógrafo y Diseñador Gráfico.

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.